Lo primero que hemos de hacer es identificar el disco en el que deseamos instalar grub; podemos usar fdisk, para encontrar la partición del sistema (con el tipo 83), así:

sudo fdisk /dev/sda

A continuación, con la orden print, obtenemos la tabla de particiones:

Orden (m para obtener ayuda): p
Disco /dev/sda: 931,5 GiB, 1000204886016 bytes, 1953525168 sectores
Unidades: sectores de 1 * 512 = 512 bytes
Tamaño de sector (lógico/físico): 512 bytes / 4096 bytes
Tamaño de E/S (mínimo/óptimo): 4096 bytes / 4096 bytes
Tipo de etiqueta de disco: dos
Identificador del disco: 0x9898237f

Dispositivo Inicio Comienzo     Final  Sectores Tamaño Id Tipo
/dev/sda1              2048  48828415  48826368  23,3G 83 Linux
/dev/sda2          48828416  56641535   7813120   3,7G 82 Linux swap / Solaris
/dev/sda3          56641536 976771071 920129536 438,8G 83 Linux
 

En este caso, la partición 1 es la que contiene el sistema Linux. Salimos de fdisk y, tras montar la partición, comprobamos que ahí están los ficheros del sistema:

sudo mount -t ext4 /dev/sda1 /mnt
cd /mnt
ls -hals .

NOTA: ya sabemos que el tipo del sistema de ficheros de esa partición es ext4.

Una vez hecho esto, montamos grub:

sudo grub-install --recheck --root-directory=/mnt /dev/sda

Después de esto, desmontamos la partición y reiniciamos el sistema para arrancar por esa partición:

cd 
sudo umount /mnt
sudo shutdown -r now

Y esto es todo por hoy.

Para ver toda la oferta de precios necesitas hacer login.

Si necesitas ayuda para tu nuevo dispositivo —o software— prueba el plan starter.

Sin compromiso. Precio ajustado.

Ten a mano una copia local siempre correcta para usar en caso de emergencia.

No pongas tus datos en la nube.

Prevenir las averías es menos costoso que recuperarse de ellas.

Contrata ya nuestro plan office y protege tus datos valiosos.

Configura tu ordenador para conseguir tolerancia a errores de disco.

Duplica tus datos al vuelo con RAID. Sustituye discos sin pérdida de datos.

Añade más servicios a tu red con un servidor Linux gratuito y de confianza.

Usa Open Office, o configura una nube local. Licencias gratuitas.

Agrupa varios ordenadores en sólo uno, conservando cada servicio.

Accede por terminal gráfico a tus ordenadores virtuales.